miércoles, 25 de septiembre de 2013

Mi vida después de Londres


Parece que han pasado años desde que llegué de Londres pero en realidad la aventura terminó hace tres meses... Reconozco que echo de menos la ciudad y no sabéis la cantidad de buenos recuerdos que guardo de mi estancia allí.

El post de hoy es para contar que sigo en el mismo trabajo que encontré al poco tiempo de llegar a Madrid, una consultora americana en la que estoy cubriendo una baja por enfermedad. Lo que más me gusta de mi trabajo es cuando vienen directivos de las oficinas de fuera de España y tengo que recibirles en inglés. Poder entender y expresarme en este idioma sin problemas me demuestra que todo esfuerzo tiene su recompensa y, aunque todavía me gustaría perfeccionarlo más, creo que debo tacharlo de mi lista de "cosas por hacer".

Otra noticia que me apetecía compartir con vosotros... En marzo nacerá mi primer hij@. Sí, habéis leído bien, estoy embarazada. Un año te encuentras preparando todo para irte a estudiar y trabajar a otra ciudad y al siguiente preparando las cosas del nuevo miembro de la familia, es lo bonito de la vida ¿no?

Me va a venir muy bien la experiencia adquirida en Londres cuidando de Chloe, que era un bebé, porque no estaré tan perdida. Ya sabéis que soy experta en poner pañales casi con una mano.
La verdad es que estamos muy felices y a la espera de que todo salga bien. Me apetece crear un blog contando también mi experiencia en este sentido... Ya haré publicidad por si le interesa a alguien.

Perdón por el rollo que he soltado pero echaba de menos escribir en el blog :)

jueves, 25 de julio de 2013

Entrevistas de trabajo en Madrid


Durante estos días he podido comprobar que el hecho de irse a una ciudad extranjera a vivir te abre mil puertas a nivel laboral. No sólo para poder trabajar, parece que hoy en día es casi un requisito indispensable para conseguir que nos llamen para una entrevista.

Me he pasado mi primera semana en Madrid haciendo entrevistas hasta llegar mi objetivo final... Tener un empleo. Os hablaré de esto en el siguiente post, ahora quiero contar cómo fueron porque algunas son dignas de mención.

En total me han llamado de siete empresas en tres días. Los puestos que ofrecían eran de secretaria para cubrir las vacaciones de verano, menos en una que buscaban a alguien para cubrir una baja por enfermedad. En todas pedían un nivel de inglés muy alto o bilingüe. El caso es que me preparé muy bien todo en inglés ensayando delante de un espejo o recitando mentalmente mi CV en este idioma para que no me pillasen en nada.

La primera fue en una empresa de trabajo temporal y empezó con una dinámica de grupo, que las odio con toda mi alma, pero a veces hay que pasar por el aro. Éramos un grupo de cinco chicas y las cinco nos llamaron porque habíamos estado viviendo fuera. Nadie nos hizo entrevista en inglés, se fiaron de nuestra palabra por lo que intuyo que allí ni Dios sabía idiomas. Esa misma tarde me llamaron para decirme que la empresa quería conocerme, una multinacional, y que tenía que ir al día siguiente donde ellos me indicaban. Aquí tuve que entrevistarme con dos personas más que daban por hecho que era "bilingüe"... Para qué comprobarlo ¿no? Pues fui seleccionada, pero por desgracia para ellos (jajaja) una empresa se les adelantó, en la que trabajo actualemte.

Después tuve otra en una consultoría de selección, en la que pedían lo que os he descrito anteriormente, y donde me tuvieron casi dos horas haciendo pruebas escritas en inglés incluyendo la oral. En este sitio me pareció exagerado, parecía que iba a entrar en la NASA y, a pesar de que hice la entrevista bastante bien, lo que realmente necesitaban era una secretaria para traducir documentos en una universidad alemana. Pues no, para eso que busquen un traductor porque evidentemente no doy el perfil.

La más graciosa fue en una consultoría de RRHH "importantísima" y con sede en Londres que buscaba a una secretaria con nivel muy alto de inglés para un despacho de abogados. De aquí salí pensando que este país es de coña. Me entrevistan en español y todo bien, hasta que me dice la chica que espere un momento porque va a llamar a alguien para que me haga la prueba de inglés... Y a quién llama? A la recepcionista. Ojo, nada en contra pero se supone que la primera que he mencionado es la profesional que debe evaluar si mi nivel es apto o no para el puesto. Me preguntó cosas en plan de dónde eres y a dónde vas, respuestas que ya tengo trilladísimas gracias a las múltiples entrevistas que hice en Londres. Me pude escuchar natural, segura y con buena pronunciación.  Por desgracia más tarde me llamaron para decirme que habían paralizado el proceso. Muy profesional todo, sí señor.

Y la última que tuve fue para más de lo mismo, pero en este caso para cubrir una baja por enfermedad en una multinacional americana. Muy interesante el puesto salvo que no es estable como a mi me gustaría, pero por algo se empieza.
Me entrevistó un chico jóven que, tras cinco minutos de conversación, me dijo algo así como... "Bueno, como veo que has estado en Londres no tendrás inconveniente en que sigamos en inglés". Y a partir de ahí estuvimos hablando un buen rato de economía, de la crisis, del trabajo y de mi experiencia londinense. Me fui muy contenta porque en ese preciso instante fui consciente de que los madrugones a las 6 de la mañana en otro país, el frío o los momentos de soledad habían merecido la pena. Muchos de nosotros, cuando estamos fuera, pensamos si servirá de algo tanto esfuerzo... Pues sí, todo en esta vida sirve aunque a veces no lo parezca. A mi, de momento, para conseguir trabajo en tiempo record y estoy muy contenta.

Un par de cosas que he observado y que quiero contar: el entrevistador medio suele tener el mismo nivel de inglés que nosotros (o peor) y las preguntas que hace son muy básicas. Os aconsejo que os lo preparéis un día antes. De todas formas, en cuanto lo comprobéis os vendréis arriba y la entrevista saldrá de lujo (aunque siempre hay excepciones).
No tengáis miedo a las ofertas de trabajo que piden inglés bilingüe porque muchas empresas lo hacen para asustar y quitarse candidaturas de encima porque hay mucha gente. Hay que ir sin miedo, si no sois seleccionados es una experiencia más.

lunes, 22 de julio de 2013

Viajar a Londres en low cost, o no


Hoy quería escribir sobre las low cost, en especial para todos aquellos que vais o volvéis de Londres (válido para el resto de ciudades europeas). Muchas veces nos pensamos que estas compañías son la opción más barata y ni siquiera comparamos precios con otras como Iberia, Air Europa o British Airways. Es verdad que si viajamos para visitar una ciudad, con una maleta pequeña, el mejor precio lo vamos a encontrar en Ryanair o Easyjet... Pero ¿y si vamos con dos o tres maletas grandes porque nos mudamos a otra ciudad? Aquí la cosa cambia, por eso os cuento mi experiencia con mi vuelo de ida (Easyjet) y con mi vuelo de vuelta (British Airways).

Reconozco que sólo me limité a mirar en las low cost vuelos para Londres porque imaginé que el resto de compañías tendría un precio exagerado. Es verdad que el importe del billete era barato, pero al precio final le tuve que añadir 30€ por facturar dos maletas. Llevaba tres, pero la pequeña la pasé como equipaje de mano. Cuando llegué al aeropuerto, en el mostrador de facturación, me dijeron que se pasaban 10kg. del peso que ellos tenían establecido y que cada kilo de más me iba a costar 14€...Querían que pagase 140€ de exceso de equipaje!! Por suerte iba con familiares y pudimos distribuir las maletas de tal forma que sólo tuve que pagar 35€ más.

Una vez llegamos a Londres, como los aviones de las low cost aterrizan en los aeropuertos de Stanstead (a 56km del centro) y Luton (a 30km), tenemos que coger un autobús hasta el centro y pagar 12€ más.

El caso es que el billete de avión me costó 60€, a lo que hay que añadir un total de 77€ de extras... Sorpresa, he pagado 137€ por la ida.

La vuelta a Madrid fue por British Airways porque, después de la odisea que tuve con las maletas, tenía  muy claro que no me volvería a pasar lo de la otra vez.
El billete me costó 120€, con la opción de facturar una maleta grande sin coste adicional. Luego en el mostrador de facturación me dijeron que podían ser dos maletas. 
Como mi avión salía del City Airport (más cerca que Heathrow), tuve que añadir 3€ por el billete de metro, aquí nada de autobús. En total pagué 123€ y fui de lujo... Pude llevar mi bolso, otra maleta de mano y más cosas sin necesidad de pagar extra. 
Antes de comprar este billete hice la compraración con los precios de las low cost, que eran de todo menos low. Al final el billete (incomodidades incluídas) era de precio similar.

Quería poner mi ejemplo para que comparéis precios porque, a veces, la opción que parece más barata puede ser la peor.






jueves, 18 de julio de 2013

Llegada a Madrid


Y sin parar... Cuando uno pasa un tiempo fuera de casa, la familia suele recibirte como si hubieses estado en la guerra durante años. No te dejan ni un momento a solas, tienes que contar las historias del viaje (que ya saben de sobra) y te obligan a comer 20 veces al día porque "vienes muy delgada". También hay que hacer un sitio para los amigos y para la persona más importante... Mi novio, al que doy las gracias por su paciencia.

Como no me gusta perder el tiempo, los últimos días en Londres, los dediqué a buscar trabajo en Madrid por medio de Infojobs e Infoempleo. También envié un mail a la empresa de trabajo temporal que me suele llamar para hacer sustituciones en verano... Y ha habido suerte porque mañana tengo una entrevista con ellos para trabajar de secretaria en una multinacional, pero sólo para cubrir una baja por enfermedad. Bueno, por algo se empieza.



martes, 16 de julio de 2013

Entrega de llaves, devolución de fianza


Ha llegado ese momento que me ha generado tanta angustia estos últimos días: la devolución de las 3 semanas de fianza. Aunque dejo la habitación  perfecta, tal y como me la entregaron, hasta hoy no sabía si mis caseros eran o no legales. Para empezar no me hicieron contrato, sólo tengo recibos que justifican la entrega de dinero y, aunque han sido bastante agradables todo este tiempo, uno no se puede fiar.

El caso es que mi casero ha venido a la casa, justo a la hora que habíamos acordado, y hemos hecho el intercambio de llaves y de dinero. Todo perfecto y sin problema... Después de charlar un buen rato, me ha deseado suerte y ahí ha finalizado nuestra relación casero-inquilina.

Debo decir que en este sentido también he tenido suerte porque, antes de venir a Londres, escuchaba historias de todo tipo. En diferentes foros podía leer timos, malos rollos, etc. Conmigo han sido bastante respetuosos y legales, por lo tanto, si alguien busca habitación que no dude en pedirme el teléfono porque tienen muchas casas en alquiler con habitaciones para todos los bolsillos.

Os dejo unas fotos para que podáis ver cómo dejo todo... Qué pena me da :(







lunes, 15 de julio de 2013

No es un adiós, es un hasta luego


Ya doy por finalizada mi aventura londinense... El verano pasado fue cuando tomé la decisión de venir a vivir aquí con muchas dudas y algún que otro miedo, pero un año después puedo decir que he cumplido uno de mis sueños... Vivir en otro país y mejorar el idioma. Pensaba que debido a mi vejez (como me decían algunos) tendría que dejarlo para la siguiente vida. Siendo positiva, gracias a la crisis y a que perdí mi empleo he podido vivir una experiencia única que recomiendo a todo el mundo porque es algo que enriquece a todos los niveles.

Quiero aprovechar para dar las gracias a esas personas que decidieron despedirme por falta de presupuesto y a los que me rechazaron en entrevistas posteriores por mi nivel de inglés, sin su ayuda esta experiencia no hubiese sido posible.

También quiero agradecer a toda esa gente que en el pasado me subestimó pensando que sería incapaz de hacer cualquier cosa, una de ellas venirme aquí a la aventura... Por ese motivo ahora son pasado.... Gracias de nuevo.

Y ahora de verdad, a todos los que habéis estado ahí siguiendo el blog, leyendo mis historias, animándome a todas horas... MUCHAS GRACIAS!!! La estancia aquí se hace dura a veces por la soledad, pero con vosotros siempre me he sentido acompañada. GRACIAS por vuestro apoyo y ojalá os haya servido de ayuda todo lo que he ido contando. Por supuesto no voy a cerrar el blog, espero que sea útil en el futuro o por lo menos que le arranque una sonrisa a alguien. Intentaré colgar noticias interesantes relacionadas con el tema y estaré encantada de responder cualquier pregunta o duda que tengáis sobre la ciudad, trabajo, etc... Como digo en el título del post es un hasta luego.

Un par de cosas que no me canso de decir... Es una experiencia que merece la pena vivir, cuidado con los timos de las agencias (no hay nada que no podáis hacer por vosotros mismos), y lo más importante... Ilusión y ganas, con esto tienes el 50% ganado.

Y por último, como muchos de vosotros siempre me comentáis que no me ponéis cara, quería despedirme con una foto mía que me gusta por lo que representa. Me la hice unas horas antes de ir a Madrid para pasar las vacaciones de navidad y estaba feliz e ilusionada porque en dos meses había conseguido todo lo que me había propuesto y me esperaba un año de nuevos retos. Aquí ya no tenía ni miedos ni dudas... Deseo que todos lleguéis a ese punto, no sabéis la confianza que da en uno mismo.

¡¡¡Mucha suerte y ánimo!!!









viernes, 12 de julio de 2013

Problemas de espacio... Las maletas de vuelta


Estoy organizando el tema de las maletas y no sabéis el caos que tengo. Entre todo lo que me traje de Madrid (el famoso por si acaso que luego no sirve de nada), más todo lo que he comprado en Londres, me ha llevado a "sacrificar" ciertas cosas por problemas de espacio.

Voy a deshacerme de toda la ropa que utilizaba para trabajar... Ya no me sirve de nada y está bastante mal debido a los lavados. Por no hablar de la ropa de cama, toallas o las zapatillas de deporte que están destrozadas y ocupan media maleta.

También todas aquellas cosas inútiles que no utilizo pero que las conservo por pena... Y es que más pena me va a dar cuando llegue al mostrador de facturación y me digan que tengo que pagar exceso de equipaje, por lo tanto todo acabará en los contenedores de ropa y calzado que suele haber en distintos puntos de la ciudad. Concretamente yo lo dejaré todo en los que hay cerca del Tesco de Brent Cross, y si alguien le puede dar otro tipo de utilidad perfecto... Siempre será mejor que acabar en un contenedor de basura.