sábado, 15 de junio de 2013

Aviso en mi trabajo... Dejo Londres


El viernes, casi un mes antes de irme de Londres, avisé a los padres de la niña que cuido que el 16 de julio vuelvo a España definitivamente. Les dije que estaba muy bien allí pero que mi etapa en esa ciudad se había terminado, que necesitaba empezar cosas nuevas en mi país y con la gente que quiero.
No se lo tomaron muy bien, una espera una sonrisa o alguna palabra de apoyo después de haber trabajado duro cuidando de su hija pero el resumen de lo que me dijeron es que les hacía una faena si me iba y lo más importante: ¿Qué hacemos nosotros ahora?... Como si no hubiese chicas encantadas de ocupar mi puesto, que lo pueden hacer incluso mejor que yo. ´

Me ha decepcionado la reacción tan egoísta que han tenido (no os cuento nada de sus caras de enfado pero con sonrisa British a la vez).  De todas formas me da igual, sólo me voy a quedar con la parte más importante que ha sido cuidar de su hija, una niña que conocí siendo muy bebé y que ya da sus primeros pasos e intenta decir sus primeras palabras (creo que en español). Ha sido una experiencia increíble y puedo decir que me voy con un master en bebés y en historias varias que me darían para escribir un libro.

 
 




martes, 11 de junio de 2013

Languaje Exchange


Lo descubrí a través diferentes páginas de Facebook y consiste en que, una vez a la semana, organizan reuniones en los pubs de Londres donde va gente de todas las nacionalidades, por lo que es interesante para practicar el idioma y para familiarizarse con los acentos que escucharéis durante vuestra estancia en la ciudad. También van muchos ingleses que están aprendiendo español, italiano o portugués... Como bien dice el nombre del post es un intercambio de idioma (Languaje Exchange). Unas veces os tocará hablar en inglés y otras en español, para que el contrario pueda practicar de la misma manera que vosotros. Es como lo hice de "My Spanish For Your English" pero en grupo.

Yo he ido en un par de ocasiones... Os digo que la duración suele ser de 2 horas y puedes tomar algo mientras conversas tranquilamente. Es una manera divertida de conocer gente, sobre todo para los que lleváis pocos días por aquí.

A continuación dejo los enlaces de las páginas de Facebook que encontré. Sólo hay que dar a "Me Gusta" para poder ver el calendario de las reuniones que organizan:



http://www.facebook.com/groups/llanguageexchange/

http://www.facebook.com/groups/clapham.intercambio/

http://www.facebook.com/groups/londonsocialnetworks/

http://www.facebook.com/groups/oh.pairs/

http://www.facebook.com/groups/257036601016070/

http://www.facebook.com/events/376763979096487/





 

viernes, 7 de junio de 2013

De compras por Londres


Hoy, dejando un poco de lado el tema del idioma o del trabajo, quería hablar de algo más superficial como son las compras por Londres. Aquí llegué con el dinero justo para pagar comida, alojamiento y transporte, por lo tanto no me podía permitir comprar nada extra. También llegué con la idea de que todo era carísmo, cosa que es verdad, pero descubrí algo: siempre, siempre hay rebajas. Bien porque es invierno, primavera o sencillamente porque sí.

Me convertí en cazadora de gangas gracias al frío. En invierno, cuando tenía que esperar el autobús para volver del trabajo a casa, me metía en una tienda GAP para estar calentita y sólo me limitaba a mirar y no a comprar. En esos minutos de espera pude comprobar que el precio medio por prenda rondaba las 40 libras, exagerado teniendo en cuenta que es una especie de Zara pero con mejor calidad. Me di cuenta de que esa ropa de temporada que costaba 40 libras, a los quince días costaba 20 y más tarde encontraba todo en un apartado con el 75% de descuento. Aquí, por menos de 5 libras, me compré las camisetas para trabajar (así la niña puede vomitar encima de mi cómodamente). Si veo algo que me gusta espero unas semanas... Al final lo consigo por 10 libras o menos.

Después de GAP decidí ampliar mi radio de acción a H&M, Primark o Forever 21. Antes tengo que decir que, en España, había dos cosas que no soportaba: Primark y Starbucks. Resulta que aquí soy fan, vivir para ver.
En resumen, que las tiendas mencionadas funcionan igual que GAP, con rebajas a todas horas. Es cuestión de fichar algo que nos gusta y comprarlo un mes después muy rebajado.

Esto no pasa en Zara o Mango, que es carísimo. Si aquí un jersey cuesta 25 libras en España son 25 euros, por lo tanto no compensa. Su temporada de rebajas es la misma que en nuestro país, sin excepción.

En Uniqlo, cadena japonesa de ropa que no hay en España, también podéis encontrar muy buenos precios en básicos de invierno. Merece la pena echar un ojo.

Y no hagáis la conversión a euros, si cobráis en libras hay que pensar en libras... Viviréis más tranquilos.








martes, 4 de junio de 2013

Ya tengo billete de vuelta...Empieza la cuenta atrás


El 16 de julio cumpliré 9 meses de estancia en Londres y, casualmente, es la fecha que he elegido para volver definitivamente a España. Ya tengo el billete, por lo tanto empieza la cuenta atrás. Ahora toca avisar al casero y también en mi trabajo para que puedan encontrar a alguien que me sustituya.  Estos días los dedicaré a estudiar e intentar ir a las reuniones de intercambio de idioma para aprovechar lo que me queda. También haré turismo porque, aunque ya conozco la ciudad como la palma de mi mano, todavía me faltan algunos sitios que visitar en el centro y me gustaría ver algo de las afueras.

¿Por qué he tomado la decisión de volver ya? Porque siento que estar aquí ya no me aporta nada. Ha sido una experiencia increíble y he logrado mucho más de lo que me propuse en un principio. Cuando uno se plantea ir al extranjero a la aventura, sabe que pueden pasar dos cosas: que nos tengamos que volver a los dos días porque no encontramos trabajo después de haber gastado todos nuestros ahorros, o que todo vaya bien y poco a poco nos vayamos estableciendo en nuestra nueva ciudad ..... Yo he tenido la suerte de estar en el segundo grupo, con mucho esfuerzo, pero lo he conseguido y no sabéis lo orgullosa que me siento de mi misma. No quiero parecer pedante, pero los que lleváis aquí un tiempo sabéis a lo que me refiero.

Y con el idioma, que era lo que más me interesaba, me siento satisfecha. He mejorado mucho en pronunciación y comprensión, pero sobre todo en confianza a la hora de expresarme. Antes de llegar me daba mucha vergüenza hablar en inglés, ahora es como mi segundo idioma. No me planteo el hecho de "qué miedo, qué digo ahora"... Y si no entiendo algo no me importa decir que me lo repitan de nuevo, y es que no pasa nada.

Por lo tanto en julio se acabará mi etapa londinense para empezar otra nueva, y no menos emocionante. Tengo ganas de volver a estar con la gente que quiero y aprovechar el verano para hacer alguna escapada, creo que me lo he ganado.



miércoles, 29 de mayo de 2013

La tranquilidad vuelve a la casa


Después de casi dos semanas sin poder dormir bien por culpa de los portugueses, llega alguien y pone orden. Y es que la cosa ya se estaba desmadrando porque se habían hecho dueños de la zona en la que yo estoy. Recordemos que, aunque tenemos una entrada común a la casa, la planta de arriba y la de abajo son independientes. Pero ellos hasta se hacían la comida en nuestra cocina sin recoger ni fregar nada, dejando la basura siempre llena y gastando las cosas que compramos los de abajo con el fondo común, como si no hubiese un mañana.

¿Os acordáis de la polaca que se revolucionó con su llegada y les invitó a estar aquí? Al principio lo dió todo con estos chicos, hasta fregaba sus cosas. Los otros encantados claro, tenían a su chacha bebiendo los vientos por ellos y un sitio donde hacer fiestas y llevarse a sus ligues. Todo era perfecto, pero cometieron un error... Descuidar a su polaca y hacer caso a otras. Llegaron a ignorar a la pobre chica porque ya habían conseguido lo que querían, su confianza para hacer lo que les diese la gana sin ningún tipo de educación ni de respeto.

Lo que sucedió fue que, hace dos noches, estaban pegando berridos cerca de mi puerta y de la suya con sus amig@s. Os preguntaréis por qué no salí y les dije algo... Porque quise aguantar, sabía que el ambiente estaba tenso y estaba segura de que la polaca saldría a decir algo. Ella empezó todo y ella era quien debía ponerle fin ¿no?. A las 2 de la mañana abrió la puerta de su habitación dando gritos y echando a todo el mundo de allí porque no podía dormir. Les dijo que esa no era su parte de la casa y que ellos tenían que estar arriba, que nosotros pagamos por estar en una casa tranquila y ya no lo era. Vaya, pensé yo... Cuando ella era la que hablaba a voces con ellos no le importaba molestar al resto, de hecho en un par de ocasiones les dije que bajasen el tono y casi me fusila con la mirada.

De momento no he vuelto a ver el pelo a los portugueses y la casa es como antes, quiet... Veremos cuánto dura.

domingo, 26 de mayo de 2013

Beatlemanía


La semana pasada mi novio vino a Londres para pasar unos días conmigo. Suerte que coincidió con mis vacaciones y pudimos hacer diferentes recorridos por la ciudad. Disfrutar de Londres en su compañía ha hecho que hayan sido unos días inolvidables. Nos hemos reído mucho recordando nuestro primer viaje juntos, que casualmente fue aquí. Las risas eran porque en ese viaje, nada más bajar del avión y ver el mal tiempo que hacía, le dije: "Nunca podría vivir aquí". Mis palabras fueron órdenes y ocho meses después empecé mi aventura londinense.

Os dejo de aburrir con mis historias  y os cuento el recorrido que hicimos por los sitios míticos relacionados con The Beatles. Muchos de vosotros ya habéis visto las fotos en twitter, pero las cuelgo aquí junto con las direcciones, por si a alguien le apetece ir.


Primera parada en Abbey Road... Es muy fácil llegar. Cogéis la línea de metro gris (Jubilee Line) y os bajáis en St. John´s Wood. El bus 113 os deja en la misma calle y se puede coger en una de las calles perpendiculares que hay en Oxford Street.

Como muchos ya sabéis, Abbey Road da nombre al disco de The Beatles en cuya portada aparecen los cuatro cruzando el paso de peatones de dicha calle. Justo al lado están los estudios donde grabaron sus canciones. El paso de peatones no tiene pérdida porque a todas horas hay gente haciendo fotos. Algunos hasta interrumpen el tráfico para poder ser fotografiados mientras cruzan imitando a la banda. Vale sí, yo lo hice... Pero no pasaban casi coches.

Abbey Road 1969





Abbey Road 2013







Andando por la famosa calle hacia Marylebone, llegamos al 34 Montagu Square donde nos encontramos el piso que perteneció a Ringo Starr y que posteriormente utilizó Paul McCartney como estudio de grabación. Más tarde se lo alquiló a John Lennon y Yoko Ono... ¿Os acordáis del reportaje que se hicieron desnudos para una revista? Las fotos se hiceron en el salón de la primera planta. También en esta casa fueron detenidos por posesión de hachís... John y sus cosas.

 



Mis fotos de la casa de Montagu Square



Finalmente terminamos en una calle que hay detrás de Regent Street llamada Savile Row. En la azotea del número 3 dieron su último concierto. Los alrededores del portal están llenos de dedicatorias escritas en la pared.











viernes, 24 de mayo de 2013

La revolución de los portugueses


Hace una semana, en la parte de arriba de mi casa, se instalaron dos chicos portugueses para compartir una de las habitaciones grandes. No os he contado que la distribución de la casa es un poco rara. Tenemos entrada común pero la parte de arriba es independiente de la de abajo. Cada planta tiene su propia cocina, baño pero compartimos el área de lavado. La única diferencia de una planta con otra es que en la de abajo hay una cocina grande con mesa, sillas y sofá. Justo al lado de ese sofá está mi habitación.
Una de las cosas que más me gustaba de esta casa era la tranquilidad, el silencio... Por supuesto que hablamos entre nosotros pero luego cada uno a su habitación. Con la llegada de los portugueses la cosa ha cambiado... Una de mis compañeras de piso, la chica polaca, está revolucionada con ellos y les invitó a utilizar nuestras zonas comunes. Se han asentado en el sofá que hay al lado de mi habitación y es difícil conciliar el sueño debido a los gritos, la música y los ruidos que hacen en la cocina. Normalmente se van a dormir a las 2 de la mañana y yo me levanto a las 6,30 para ir a trabajar, os podéis imaginar.
Les he dicho en un par de ocasiones que hablen en un tono más bajo, pero las puertas son de papel y aunque lo intenten se oye todo. Ya me da corte decirles algo porque, aunque son chicos muy agradables, no quiero quedar como la arpía que no les deja hacer nada. Probaré con tapones en los oídos para dormir, qué remedio.




Foto del sofá tomada desde la puerta de mi habitación.