miércoles, 29 de mayo de 2013

La tranquilidad vuelve a la casa


Después de casi dos semanas sin poder dormir bien por culpa de los portugueses, llega alguien y pone orden. Y es que la cosa ya se estaba desmadrando porque se habían hecho dueños de la zona en la que yo estoy. Recordemos que, aunque tenemos una entrada común a la casa, la planta de arriba y la de abajo son independientes. Pero ellos hasta se hacían la comida en nuestra cocina sin recoger ni fregar nada, dejando la basura siempre llena y gastando las cosas que compramos los de abajo con el fondo común, como si no hubiese un mañana.

¿Os acordáis de la polaca que se revolucionó con su llegada y les invitó a estar aquí? Al principio lo dió todo con estos chicos, hasta fregaba sus cosas. Los otros encantados claro, tenían a su chacha bebiendo los vientos por ellos y un sitio donde hacer fiestas y llevarse a sus ligues. Todo era perfecto, pero cometieron un error... Descuidar a su polaca y hacer caso a otras. Llegaron a ignorar a la pobre chica porque ya habían conseguido lo que querían, su confianza para hacer lo que les diese la gana sin ningún tipo de educación ni de respeto.

Lo que sucedió fue que, hace dos noches, estaban pegando berridos cerca de mi puerta y de la suya con sus amig@s. Os preguntaréis por qué no salí y les dije algo... Porque quise aguantar, sabía que el ambiente estaba tenso y estaba segura de que la polaca saldría a decir algo. Ella empezó todo y ella era quien debía ponerle fin ¿no?. A las 2 de la mañana abrió la puerta de su habitación dando gritos y echando a todo el mundo de allí porque no podía dormir. Les dijo que esa no era su parte de la casa y que ellos tenían que estar arriba, que nosotros pagamos por estar en una casa tranquila y ya no lo era. Vaya, pensé yo... Cuando ella era la que hablaba a voces con ellos no le importaba molestar al resto, de hecho en un par de ocasiones les dije que bajasen el tono y casi me fusila con la mirada.

De momento no he vuelto a ver el pelo a los portugueses y la casa es como antes, quiet... Veremos cuánto dura.

domingo, 26 de mayo de 2013

Beatlemanía


La semana pasada mi novio vino a Londres para pasar unos días conmigo. Suerte que coincidió con mis vacaciones y pudimos hacer diferentes recorridos por la ciudad. Disfrutar de Londres en su compañía ha hecho que hayan sido unos días inolvidables. Nos hemos reído mucho recordando nuestro primer viaje juntos, que casualmente fue aquí. Las risas eran porque en ese viaje, nada más bajar del avión y ver el mal tiempo que hacía, le dije: "Nunca podría vivir aquí". Mis palabras fueron órdenes y ocho meses después empecé mi aventura londinense.

Os dejo de aburrir con mis historias  y os cuento el recorrido que hicimos por los sitios míticos relacionados con The Beatles. Muchos de vosotros ya habéis visto las fotos en twitter, pero las cuelgo aquí junto con las direcciones, por si a alguien le apetece ir.


Primera parada en Abbey Road... Es muy fácil llegar. Cogéis la línea de metro gris (Jubilee Line) y os bajáis en St. John´s Wood. El bus 113 os deja en la misma calle y se puede coger en una de las calles perpendiculares que hay en Oxford Street.

Como muchos ya sabéis, Abbey Road da nombre al disco de The Beatles en cuya portada aparecen los cuatro cruzando el paso de peatones de dicha calle. Justo al lado están los estudios donde grabaron sus canciones. El paso de peatones no tiene pérdida porque a todas horas hay gente haciendo fotos. Algunos hasta interrumpen el tráfico para poder ser fotografiados mientras cruzan imitando a la banda. Vale sí, yo lo hice... Pero no pasaban casi coches.

Abbey Road 1969





Abbey Road 2013







Andando por la famosa calle hacia Marylebone, llegamos al 34 Montagu Square donde nos encontramos el piso que perteneció a Ringo Starr y que posteriormente utilizó Paul McCartney como estudio de grabación. Más tarde se lo alquiló a John Lennon y Yoko Ono... ¿Os acordáis del reportaje que se hicieron desnudos para una revista? Las fotos se hiceron en el salón de la primera planta. También en esta casa fueron detenidos por posesión de hachís... John y sus cosas.

 



Mis fotos de la casa de Montagu Square



Finalmente terminamos en una calle que hay detrás de Regent Street llamada Savile Row. En la azotea del número 3 dieron su último concierto. Los alrededores del portal están llenos de dedicatorias escritas en la pared.











viernes, 24 de mayo de 2013

La revolución de los portugueses


Hace una semana, en la parte de arriba de mi casa, se instalaron dos chicos portugueses para compartir una de las habitaciones grandes. No os he contado que la distribución de la casa es un poco rara. Tenemos entrada común pero la parte de arriba es independiente de la de abajo. Cada planta tiene su propia cocina, baño pero compartimos el área de lavado. La única diferencia de una planta con otra es que en la de abajo hay una cocina grande con mesa, sillas y sofá. Justo al lado de ese sofá está mi habitación.
Una de las cosas que más me gustaba de esta casa era la tranquilidad, el silencio... Por supuesto que hablamos entre nosotros pero luego cada uno a su habitación. Con la llegada de los portugueses la cosa ha cambiado... Una de mis compañeras de piso, la chica polaca, está revolucionada con ellos y les invitó a utilizar nuestras zonas comunes. Se han asentado en el sofá que hay al lado de mi habitación y es difícil conciliar el sueño debido a los gritos, la música y los ruidos que hacen en la cocina. Normalmente se van a dormir a las 2 de la mañana y yo me levanto a las 6,30 para ir a trabajar, os podéis imaginar.
Les he dicho en un par de ocasiones que hablen en un tono más bajo, pero las puertas son de papel y aunque lo intenten se oye todo. Ya me da corte decirles algo porque, aunque son chicos muy agradables, no quiero quedar como la arpía que no les deja hacer nada. Probaré con tapones en los oídos para dormir, qué remedio.




Foto del sofá tomada desde la puerta de mi habitación.

lunes, 20 de mayo de 2013

Turnpike Lane, o El Bronx


Hace unos días fui a Turnpike Lane, barrio situado al norte de la ciudad y que no recomiendo para vivir. Es como El Bronx de Londres... Calles sucias e inseguras que me hicieron salir corriendo en cuanto vi un bus que me llevaba al centro.

Aquí podéis encontrar habitaciones desde 80 libras a la semana si no sois tan tikis como yo. Sólo tengo dos fotos del barrio, porque sacar aquí la cámara es arriesgarse (con eso os digo todo).





viernes, 10 de mayo de 2013

Wembley


Si cogemos la línea de metro de Bakerloo ( la marrón), podemos ir a Wembley. Es un barrio muy multicultural situado al noroeste de Londres y conocido por el Wembley Stadium y por el Wembley Arena.

Demasiada gente para mi gusto en calles muy estrechas y con pocos espacios abiertos. La zona principal está rodeada de pisos de gran altura y hoteles produciendo sensación de agobio al estar todo tan junto.

Yo no viviría en Wembley porque es un barrio situado en la zona 4 de metro, pero es ideal para la gente que trabaja en las oficinas que hay allí situadas o en los diferentes comercios. No me pareció una sitio inseguro y se pueden encontrar habitaciones desde 80 libras a la semana.






 

jueves, 9 de mayo de 2013

Limpieza de las zonas comunes


Compartir piso tiene muchas cosas buenas y otras no tanto. Una de ellas son las zonas comunes y las tareas de limpieza. Mi suerte hizo que me librase de esto en la anterior casa porque todos poníamos un fondo de 10 libras al mes para pagar a una chica que venía a limpiar los viernes (una santa). Con ese dinero también cubríamos otra serie de gastos comunes.

En la nueva casa (ya no tan nueva) las cosas son diferentes y, una vez al mes, me toca la limpieza del baño y de la cocina. ¿Qué os puedo contar? En mi caso resulta asqueroso. Vivo con gente encantadora pero que deja todo tirado por el suelo y son un auténtico desastre. Los primeros días alucinaba con ciertas cosas, como buena maniática de la limpieza que soy a veces. Decidí aplicar la frase de Rambo de "si quieres sobrevivir a una guerra, conviértete en guerra" y me va mejor. Soy más descuidada (ojo, no adrede), simplemente me he relajado con este tema e intento no fijarme mucho en determinadas cosas. Cuando limpio el baño lo hago con doble guante y pienso que ya no me vuelve a tocar hasta el mes siguiente.



Ealing Broadway


Ayer cogí la línea roja de metro (central line) y aparecí en la zona de moda al oeste de la ciudad, concretamente en Ealing Broadway.
Antes de llegar a Londres tenía a Ealing Broadway en mi lista de sitios para buscar casa, pero al ver los precios de las habitaciones en gumtree ni siquiera quise ir a mirar, para no perder el tiempo. No encontré nada que bajase de las 140 libras semanales, por lo tanto tuve que descartar esta opción. Aún así merece la pena mencionarlo, y quién sabe, lo mismo vosotros tenéis más suerte.

Particularmente me gusta porque tiene lo bueno de vivir en la ciudad y lo bueno de vivir en las afueras, creo que de ahí su éxito. Hay gran cantidad de pubs, zonas comerciales (con alguna iglesia entre medias), biblioteca pública, parques... La calle principal recuerda a la de cualquier ciudad pequeña por el bullicio de gente y el tráfico, pero no resulta desagradable. Desviándome un poco llegué al área residencial, donde se respiraba tranquilidad y se podía andar con total seguridad. Fue muy agradable pasear entre las casas y terminar mi caminata en un parque, como no.



Zona comercial. En la foto no se aprecia muy bien cómo es realmente.











Este parque separa la zona principal de la zona residencial.